Aires de renovación en Grandes pagos de España

Aires de renovación en Grandes pagos de España

Este lunes tuve la oportunidad de visitar Bodega Mustiguillo para conocer de la mano de Toni Sarrión, presidente ejecutivo de la asociación Grandes Pagos de España desde hace apenas unos meses, su visión sobre el presente y el futuro de la asociación, pero también para examinar con perspectiva el pasado de la misma.
En la presentación participaron también Pepe Mendoza, a cargo de la Red de Conocimiento de la Asociación, Beatriz Hernández, gerente de la Grandes Pagos de España y Adolfo Hornos, director técnico de Vallegarcía, que se incorporó algo más tarde.
Esta asociación de bodegueros trabaja en busca de vinos que respeten la tipicidad y el origen de cada finca y su forma de expresarse en el vino, buscando vinos singulares que muestren lo que aporta el clima y el suelo en los diferentes terroirs representados en la asociación.
Sin entrar demasiado en el controvertido nombre de la asociación que agrupa ciertamente a bodegas que han obtenido la concesión de la calificación de vinos de pagos junto con otras que no, Toni Sarrión hizo una caracterización primero de la historia que hay detrás de asociación de bodegueros, comenzando en 2000, con el nacimiento de la misma bajo el nombre de Grandes pagos de Castilla, sin olvidar el punto crucial que representó el nacimiento de la calificación de Vinos de pagos en 2003, con la Ley 24/2003, de 10 de julio, de la Viña y del Vino y la transformación de la asociación en Grandes pagos de España, en 2004 con la introducción de bodegas de fuera de las 2 castillas.

DSC_0007

También pudimos apreciar el enorme patrimonio enológico que controlan, con 39 variedades distintas y 1.983 has de viñedo correspondientes a las 298 bodegas que son miembros de la asociación. De dichas bodegas 16 están en agricultura ecológica, 11 en agricultura ecológica certificada y 5 en biodinámica.
Sus tamaños son también de lo más variados y de hecho se considera el tamaño a la hora de fijar la cuota por ser miembro en la asociación. Dicho precio se gradúa en función de 3 categorías, las bodegas artesanas (aquellas que elaboran menos de 40.000 botellas al año) y que actualmente son 4 bodegas, las bodegas pequeñas (menos de 200.00 botellas) que son 14 y finalmente las bodegas medianas (más de 200.000 botellas), que son 10. No hay ninguna bodega de gran tamaño entre las participantes.
Tras ello se definieron algunas de los grupos de trabajo, comenzando por el Área Técnica, entre cuyas tareas está el filtrar, mediante un comité externo de cata, los vinos que pueden llevar o no el marchamo de la asociación. Concretamente se pide que en cata a ciega los vinos obtengan un 16 sobre 20, y en el caso de los vinos “básicos” al menos un 12 sobre 20.
Tras ello tomó la palabra Pepe Mendoza que caracterizó la Red de Conocimientos de la Asociación y su modo de funcionar. En dicha red veinte elaboradores se reúnen al menos 2 veces al año y ponen en común temas de interés. Por ejemplo, el mantenimiento de las fincas es actualmente uno de los temas de debate y desarrollo de actuaciones.
Finalmente se llevó a cabo la presentación del Área de Comunicación mostrándose, entre otras cosas, el elevado número de actividades llevadas a cabo entre las que se incluía la presente.

DSC_0016.JPG

Tiempos de reflexión y renovación parecen estar llegando a esta asociación que posiblemente en esta etapa que parece más dinámica incluirá a nuevas bodegas que se muestren preocupadas por hacer vinos que representen el terroir en el que nacen y puedan demostrar una cierta trayectoria en la elaboración de vinos de calidad.
Y tras las presentación los vinos tomaron la palabra en una cata en la que –como es habitual- no tomaron parte ninguna de las elaboraciones del anfitrión (Mustiguillo) ni de los otros asociados presentes, Pepe Mendoza (Enrique Mendoza) y Adolfo Hornos (Vallegarcia), si bien alguno de sus vinos acompañarían al posterior almuerzo.
La Cata incluyo Gramona III Lustros 2009, de Bodegas Gramona (Cava); El albariño Fillaboa Finca Monte Alto 2015 (Rías Baixas); Belondrade y Lurton 2013 (Rueda); el Xarel·lo 2012 de Can Rafols dels Caus (Penedés); Los Acilates 2014 de Palacio Quemado (V.T. de Extremadura); el Pago el Espino de Cortijo de los Aguilares (Sierras de Málaga), la garnacha Secastilla 2012 (Somontano); el Signo Bobal 2012 de Finca Sandoval (Manchuela); el Estrats 2012 de Cérvoles (Costers del Segre); el Alonso del Yero 2013 (Ribera del Duero); el Eméritus 2010, de Dominio de Valdepusa (D.O. Dominio de Valdepusa) y finalmente el Amontillado Tio Diego de Valdespino (Jerez).
Habrá tiempo para comentar los vinos catados, pero ahora quisiera cerrar este texto haciendo referencia a la comida con viandas típicas de la zona de Utiel con la que nos obsequiaron en la bodega. Durante dicho almuerzo aparecieron en la mesa los vinos de Vallegarcía, de Mustiguillo y de Enrique Mendoza, además del excepcional aceite Calvestra de Toni Sarrión.

Anuncios

El botillo valenciano de Pablo Ossorio

El botillo valenciano de Pablo Ossorio

Pablo Ossorio, enólogo y elaborador de vinos y uno de los socios de Bodegas Hispano-Suizas decidió hace unos pocos años retomar una tradición de su Bierzo natal…. Elaborar y compartir un Botillo con algunos de sus amigos en la Bodega sita en la pedanía requenense de El Pontón.

Este plato berciano, que tiene como máximo promotor  al periodista Luis del Olmo, consiste en carne de cerdo con sus respectivos huesos (costilla, rabo, etc…) que se adoba y se mete en una tripa grande y se pone a curar con el resto de la matanza. Transcurridas dos semanas y tras dos pases de humo de leña de roble o castaño, está listo para ser consumido. Lo habitual es que salieran cinco o seis botillos por cerdo, así que era un plato que se reservaba para los días de fiesta  (Navidad, Año Nuevo, Carnaval, …) y para ocasiones especiales.

Como es habitual en estos festines, el Botillo no viene solo, viene acompañado de otros embutidos típicos del Bierzo, como la deliciosa androlla. Las costillitas adobadas o el chorizo escaldado, así como las verduras de invierno, cachelos (patatas cocidas en grandes trozos)  y garbanzos de Fuentesaúco. Como se puede

El botillo en plena elaboración

Elaboración del Botillo

ver, todos ellos platos ligeros, que apenas incitan a tomar algunas copas de buen vino y a soltar la lengua….. De hecho el cava de la casa nos acompañó desde los previos a la comida, y el botillo fue regado con el magnífico Tantum Ergo Vintage 2007, que se presentó al final de la comida. Algún que otro postre casero… sin olvidar el vino dulce de la casa, el Bassus bobal-pinot noir acabaron de redondear una sobremesa de diversión y en la que algunos de los presentes nos pudimos comportar con notable desinhibición.

La comida suele estar apadrinada por algún ilustre persona berciano, en este caso el periodista de La Razón y tertuliano televisivo José Antonio Álvarez Gundín que disfrutó con el resto de los presentes de este lúdico evento.

Y nada más que contar… eso sí, Pablo, apúntame ya para el año que viene…

Botillo

El plato con todas las viandas

 

Botillo

El BotilloLa androlla